Unnim se renueva con 2 nuevos depósitos referenciados

Unnim acaba de actualizar su cartera de depósitos a plazo fijo con la creación de 2 nuevos depositos referenciados que tienen una duración entre 1 y 3 años: El Depósito Smartphone y el Depósito Índice.

El primero de ellos es el Depósito Smartphone, que a pesar de parecer un depósito regalo, se trata claramente de un depósito estructurado. Este engaño a primera vista puede que lo haya generado la entidad adrede, que consciente del poco éxito que suelen tener los depósitos de videos caseros referenciados (con rentabilidad no asegurada), ha nombrado al producto como si permitieses obtener este móvil tan conocido y demandado, simplemente para llamar la atención de sus clientes.

Este producto de ahorro referencia su rentabilidad a la evolución de la cotización en Bolsa de Apple, Samsung, HTC y la empresa resposable de Blackberry, todas empresas tecnológicas, y funciona de la siguiente manera:

El 19 de diciembre de cada año se comprobará cuál videos hentai gratis ha sido la evolución de las 4 compañías respecto a la fecha inicial (19/12/2011) y si las 4 acciones cotizan igual o por encima del valor inicial, el cliente se lleva el % de revalorización de menor comportamiento de las 4 acciones:

– 25% de revalorización de la acción si es en el primer año, con un mínimo del 2% (1,99% TAE), pero si resulta que alguna de las 4 acciones hubiera bajado respecto al valor de la fecha inicial, el depósito sigue vigente un año más.

– 50% en el 2º año con un mínimo del 4% (1,98% TAE), pero si resulta que alguna de las 4 acciones hubiera bajado respecto al valor de la fecha inicial, el depósito sigue vigente un año más.

– 75% en el 3º año con un mínimo del 6% (1,96% TAE), pero si resulta que alguna de las 4 acciones hubiera bajado respecto al valor de la fecha inicial, el producto se cancela y se recupera el 100% de capital invertido sin ningun tipo de rentabilidad (0% TAE).

El otro nuevo producto es el Depósito Índice, que funciona de la misma manera, pero referenciado a Dax-30 y Ibex 35:

El 19 de diciembre de cada año se comprobará cuál ha sido la evolución de los dos índices respecto a la fecha inicial (19/12/2011) y si ambos cotizan igual o han subido, y el Íbex 35 ha subido más que el DAX:

– 1º año) El cliente se lleva el 50% de la diferencia de revalorización entre los 2 índices, con un mínimo del 3% (2,99% TAE), cancelándose así el depósito.

– 2º año) El cliente se lleva el 75% de la diferencia de revalorización entre los 2 índices, con un mínimo del 6% (2,95% TAE), cancelándose así el depósito.

– 3º año) El cliente se lleva el 100% de la diferencia de revalorización entre los 2 índices, con un mínimo del 9% (2,91% TAE), cancelándose así el depósito.

Si alguno de los dos índices ha bajado o que el DAX haya subido más que el Ibex 35 respecto al valor de la fecha inicial, el depósito continúa vigente un año más.

Y si ya se encuentran en el vencimiento del plazo, el depósito se cancela y se recupera el 100% de capital invertido sin recibir ninguna rentabilidad (0% TAE).

En ambos depósitos, la rentabilidad que se puede conseguir tiene pocas posibilidades de ser elevada, ya que la el porcentaje se aplica al menor movimiento de las acciones seleccionadas.

A pesar de que el plazo es igual en ambos productos, la rentabilidad mínima a obtener en el Depósito Índice es mayor si se cumplen las condiciones, aunque su rentabilidad variará en función de la diferencia entre la revalorización del Íbex 35 y el DAX-30, mientras la rentabilidad del otro producto depende directamente de la revalorización menor de las 4 acciones. Entonces, a medida que el Íbex 35 de España incrementa su valor acercándose al DAX-30 de Alemania, el cliente obtendría menor rentabilidad. Recuerde que este escenario depende de que el Ibex suba más que el DAX, una situación difícil dada la actual situación de España.

Estos depósitos rentables están dirigidos a clientes cuyo perfil de riesgo no es conservador.

Banco Gallego sorprende con el reciente incremento en la rentabilidad de sus plazos fijos

La subida de 0,20 puntos porcentuales en sus depósitos rentables son una clara muestra de que la entidad se ha sumado a la actual tendencia por remunerar a tipos más altos y atraer el mayor número de clientes antes de que finalice el año.

Las nuevas rentabilidades que ofrece el producto son las siguientes de acuerdo a la vinculación que mantenga el cliente en la entidad:

– 3,95% TAE: sin vinculación. peliculas gratis

Cosmética natural

– 4,25% TAE cumpliendo una de las siguientes condiciones:

– Domiciliar una nómina de mínimo 1.200 euros y 2 recibos.

– Contratar un seguro de vida superior a 250 euros.

– Contratar un plan de pensiones y/o seguros de vida ahorro por un importe igual o superior a 3.000 euros.

Sin ojeras ni arrugas visibles

En cualquier caso, el plazo de contratación de estos plazos fijos es de un año. La inversión mínima es de 3.000 euros con un importe máximo de 500.000 euros (antes 150.000 euros) y la liquidación de los intereses generados se realiza cada semestre.

La banca apuesta por productos a largo plazo

Los depósitos rentables, continúan inflando su oferta; esta vez han sido tres las entidades que han incorporado nuevos productos, apostando fuerte por mayor rentabilidad y depósitos a largo plazo:

– Banco Finantia Sofinloc ha ampliado su cartera de ahorro con la creación del nuevo Depósito al 4,85% TAE a 18 meses; un tipo de interés que supera todas los ofrecidos en el mercado bancario, incluso por encima de Banco Espirito Santo que también ofrece un producto de alta rentabilidad pero a un plazo mayor.

– Ibercaja ha lanzado al mercado un nuevo producto de ahorro que rentabiliza el 70% de la inversión a tipo fijo y el 30% restante se encuentra referenciado a la evolución de cuatro valores (Ibex 35, EUROSTOXX, S&P500, y NIKKEY 225).

– Unnim ha sido la última entidad que ha apostado por la incorporación de dos nuevos productos: El Depósito Índice y el Depósito Smartphone. La novedad es aún más llamativa, porque la entidad, consiente del poco éxito de los plazos fijos referenciados, ya que la rentabilidad no está asegurada, ha empleado una inusual paradoja; el truco consiste en llamar la atención nombrando el producto como si se tratase de un depósito regalo, cuando en realidad la remuneración depende de la evolución de las acciones de diferentes compañías tecnológicas.